Una cartilla de Monteverde: una guía esencial para una de las joyas turísticas de Costa Rica

Tenga en cuenta que una versión en inglés de este artículo fue publicada originalmente en The Tico Times y se puede encontrar aquí:

http://www.ticotimes.net/travel/2017/06/monteverde-primer-essential-guide-one-costa-ricas-tourism-gems/

Una visita turística típica a Monteverde implica un autobús grande con un cartel amarillo de “turismo” en la parte posterior. El autobús deja a sus ocupantes en uno de los varios grandes hoteles de la zona, para luego llevar a esos mismos viajeros en uno de los varios restaurantes turísticos. A la mañana siguiente, el autobús lleva el grupo a la Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde para una caminata guiada por sus caminos mundialmente famosos.

Entrance to the Monteverde Reserve

Puede que se incluya otra excursión, otra cena y una o dos noches más en el hotel: de una forma u otra, el autobús y sus ocupantes pronto salen de la montaña para su próxima parada, que a menudo termina siendo el Lago Arenal.

Los ocupantes del autobús pueden decir que, técnicamente, han visitado Monteverde. De lo que no se dan cuenta es que pasaron, e incluso se quedaron en uno o dos pueblos durante su tiempo en Monteverde, que en realidad es una comunidad y no un pueblo formal.

Cuando los cuáqueros de los Estados Unidos y Europa se trasladaron a esta zona en la década de 1950 se instalaron en la zona formalmente conocida como Cerro Plano. Lucille “Lucky” Guindon, una de esos colonos cuáqueros, cree que el gran área fue originalmente llamada Cerro Plano porque los cazadores del cercano valle de San Luis, rodeado de montes empinados, disfrutaron de su extensión relativamente plana.

La Sra. Guindon también explica que mientras los colonos cuáqueros nombraron a su comunidad Monteverde – una palabra – y que en algún lugar del camino, probablemente inspirado en el tráfico turístico, el gobierno costarricense lo renombró como distrito Monte Verde (dos palabras).

The Cheese Factory, which is now owned by a Mexican company

Poco después de su llegada, los cuáqueros erigieron su casa de reuniones y la escuela, y también creó una fábrica para producir queso y generar ingresos. Siendo lo más importante lo que se daría a principios de los años 70, cuando los cuáqueros acordaron alquilar una cantidad significativa de tierra que previamente habían reservado para proteger la cuenca del área. ¿Cuál era el nuevo propósito de esas tierras? Ayudar a formar la Reserva de Monteverde.

La población de la comunidad de Monteverde es relativamente escasa (menos de 800, ante alrededor de 7.000 personas que conforman la totalidad del distrito de Monte Verde), con gran parte de la tierra dedicada a fincas y una variedad de otras grandes propiedades residenciales. Muchas de estas pertenecen a miembros y descendientes del grupo cuáquero original. Aunque hay mucho menos negocios en esta área, los que operan se encargan principalmente en atender a los turistas, lo que significa que mientras que la mayoría de los residentes hablan español, también es muy común escuchar Inglés.

No es posible aventurarse en los caminos de lastre de Monteverde sin primero viajar por Santa Elena: la ruta 606 es la que conecta desde el norte o el sur. Santa Elena, que se encuentra en el lado opuesto del distrito, es muy diferente que Monteverde en muchos sentidos. A diferencia de los grandes y cómodos autobuses turísticos que frecuentan Monteverde, Santa Elena es frecuentada por las furgonetas turísticas llenas de gente, así como un flujo continuo de mochileros que caminan desde la estación de autobuses público justo arriba de la colina a uno de sus muchos albergues.

Busy Downtown Santa Elena

Santa Elena es donde se hacen los negocios. Un peluquero y una clínica veterinaria se encuentran cerca del edificio municipal. Hay dos grandes supermercados, tres farmacias, varias ferreterías, la oficina de correos, tres bancos, varios bares y, por supuesto, la oficina del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). A diferencia de Monteverde, los caminos de la plaza del centro del pueblo -que en realidad es una serie de calles unidireccionales que forman un triángulo- están pavimentados.

Los lotes en Santa Elena son más pequeños, parecidos a lo que se encuentra en gran parte de San José. A diferencia de Monteverde, hay aceras en todo el centro del pueblo e incluso un par de señales de alto, aunque es aconsejable no contar con todo el mundo respetándolos. El catolicismo es la religión dominante en esta parte del distrito, y hay una “vieja” iglesia católica y una “nueva”, una estructura de buen tamaño que en este punto todavía necesita paredes y un piso.

Santa Elena es el “Monteverde” que saluda de primero a mochileros y viajeros de bajo presupuesto. Los boletos para todas las atracciones de la zona, incluyendo los muchos parques que ofrecen zip-lining, se pueden encontrar en un gran número de negocios. Indicación: aquellos que declaran que son la fuente “oficial” de los boletos lo hacen porque el 20% del precio de venta se remonta a ellos como el vendedor. La comisión del 20% es una gran fuente de ingresos para una variedad de operaciones y los turistas no reciben algún tipo de descuento si van directamente a la atracción para comprar sus boletos.

Santa Elena es por lo tanto un crisol, aunque muchos de los ingredientes son temporales. Si bien hay un poco de Inglés, francés, alemán y otros idiomas hablándose, también hay muchos Ticos. Los turistas que se acostumbran al personal bilingüe en los hoteles y hostales rápidamente encuentran que, comprensiblemente, los empleados de los bancos, las ferreterías y la mayoría de las otras empresas locales hablan sólo español. Hay una aspersión de habitantes del extranjero, pero la gran mayoría de los residentes permanentes aquí son costarricenses.

Al salir de Santa Elena en la carretera principal, 620, en dirección hacia Monteverde, usted se encontrará brevemente en un pueblo intercalado entre los dos: Cerro Plano. Esta es la parte del Cerro Plano original que no formó parte de la compra cuáquera. Tiene un número de hoteles y restaurantes, aunque no tantos como Santa Elena. La vivienda en Cerro Plano es una mezcla de pequeños lotes, así como varias parcelas más grandes.

View of the gulf from Cerro Plano

Aquí también, la mayor parte de los residentes permanentes son Ticos, pero hay inmigrantes que se han establecido aquí de manera permanente – tantos que hay un lugar que se llama informalmente “Gringo Hill”. También hay un grupo siempre cambiante de maestros visitantes que enseñan en una de las tres escuelas privadas bilingües del distrito, y los estudiantes que aprovechan las muchas oportunidades de alojamiento en Cerro Plano.

Es fácil perderse del hecho de que usted está en Cerro Plano. Hasta cierto punto, esto se debe a su posición entre Santa Elena y Monteverde. La principal falta de reconocimiento de nombres, sin embargo, proviene del hecho de que muchos de sus negocios más grandes se presentan al mundo como parte de Monteverde. Dos de los hoteles más grandes y lujosos del distrito están ubicados en Cerro Plano, pero todas las referencias a su localización en sus sitios web y folletos simplemente indican “Monteverde”. La “montaña verde” es aparentemente una mejor opción de marca que “cuesta plana”. Y, a diferencia de Santa Elena y Monteverde, no hay reserva para promocionar en Cerro Plano.

Con todas las diferencias, es sorprendente que la distancia que hay desde el bullicioso y saturado centro de Santa Elena a la Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde es de aproximadamente seis kilómetros – y 300 metros de elevación adicional. En carro o en autobús esta distancia no es muy significativa, aunque la porción sin pavimentar le hará conducir lentamente quiera o no. Vale la pena señalar que hasta la última década, gran parte del tráfico era a caballo.

Zoom in to see the difference in elevation; map is courtesy of The Monteverde Institute

This horse is a statue-horses are no longer the primary source of transportation here in the district.

Parte de lo que hace que la gran comunidad sea única es el espíritu de cooperación entre estos residentes con diversas etnias, religiones y lenguas. Sin embargo, como en cualquier comunidad, existen problemas. Cualquiera que sea el descontento que una parte de la comunidad cuáquera pueda presentar sobre sus esfuerzos de conservación convirtiéndose en formas de turismo, los miembros de la comunidad Tica creen que los mineros locales habitaron la zona en el momento de la compra de los cuáqueros. No aprecian la idea de que Monteverde fue creado por los cuáqueros.

Esos debates no son fáciles de resolver y rara vez se escuchan en público, y la gran mayoría de los residentes de un pueblo o comunidad abarcan la presencia y las contribuciones de los demás. Esto también se extiende a comunidades vecinas como San Luis, Cañitas, La Cruz, entre otras.

Si usted se encuentra en cualquiera de estos lugares, tenga en cuenta que hay muchas maneras de explorar la belleza natural de la zona. No tenga miedo de preguntar a un local sobre cómo llegar a un buen sendero o un sitio con buena vista, y tener al menos un entendimiento general de la geografía y la ubicación de las diversas comunidades.

Los taxis generalmente se encuentran disponibles, pero se ahorrará tiempo, dinero y agravación si entiende por adelantado que Santa Elena es la entrada a la mayoría de los parques de la aventura; una estancia en un hotel en Cerro Plano hace que la mayoría de los posibles destinos en el distrito se puedan recorrer; y Monteverde es conocido por la belleza natural y la comunidad cuáquera, pero no tiene nada que ofrecer en términos de una oficina de correos, banco o farmacia.

Marshall Cobb y su familia se trasladaron al distrito de Monte Verde en 2015. Él toma descansos de trabajar en su novela publicando blogs en su web site y se puede alcanzar en: marshall@marshall-cobb.com